¿Quiénes somos?

MISIÓN

Brindar a las familias, matrimonios y jóvenes una evangelización integral que incluye una formación pedagógica, dinámica, progresiva y sistemática a través de la cual se promueven valores humanos y cristianos, se aprende a dialogar y se proporcionan medios e instrumentos para propiciar que sus familias sean: Verdaderas comunidades de personas servidoras de la vida, promotoras del bien común y un lugar desde donde se busca la santidad.

VISIÓN

Construir el Reino de Dios desde las familias, de modo que en ellas se anuncie, celebre y sirva el evangelio del matrimonio, la familia y la vida, y sean las familias, fermento de vida cristiana en su comunidad.

OBJETIVO GENERAL

La evangelización y promoción de La familia, desarrollando sus valores humanos y cristianos, a fin de capacitarla para cumplir su misión de formadora de personas, educadora en la fe, promotora del bien común y defensora de la vida.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS
El MFC es uno en Latinoamérica y congrega familias de buena voluntad que asumen un compromiso de servicio al hombre y a la familia en el contexto actual.

1. La primera meta del MFC
La constituye rescatar a la familia de su estatismo, dinamizándola, resaltando su valor sacramental y humano, insertarla en la realidad de su tiempo y de su espacio, y lograr que la relación conyugal, impregnada de amor, sea la base constitutiva de la familia cristiana.

2. La dignidad de la persona.
Promover la familia en sus miembros y realizarlos dentro del amor, como reflejo del amor de Cristo, se promueve la hermandad de los demás miembros de la sociedad y en esa forma se ira viendo obligado el MFC, cada vez más, a volcar sus esfuerzos hacia aquellos hermanos que más lo necesitan.

3. El MFC debe constituirse
Por tanto, como un organismo dispuesto a ayudar a cada persona para que en su familia pueda responder a su vocación de ser humano, hijo de Dios, miembro del pueblo elegido, que busca realizar aquí y ahora el misterio de salvación.

4. El MFC debe observar
Como a su alrededor parecen perderse los valores de la auténtica vida familiar y se dificulta su misma existencia, por causa de la injusticia institucional. Su testimonio debe ser de denuncia profética de los males de la sociedad actual y con su actuación apostólica, debe realizar la misión que la iglesia le ha encomendado.

CARISMA

Es la fuerza del amor conyugal y de la espiritualidad de los casados en su camino a la santidad, en búsqueda de una apertura amplia y comprometida en la transformación de la sociedad y promotora del bien común con una actitud crítica y fecunda, formadora de personas, educadora en la fe y defensora de la vida.

PRESENCIA

El Movimiento Familiar Cristiano se encuentra ubicado en 18 países de Latinoamérica. Para una mejor operación de las acciones de este movimiento, se encuentra dividido en tres zonas, siendo estas:

Zona I: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras y México.

Zona II: Colombia, Ecuador, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela.

Zona III: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay