Matrimonios

El Ciclo Básico de Formación (CBF) tiene una duración de tres años. Al término del primer año o “nivel”, si los equiperos tuvieron una asistencia mínima del 80% pasan al siguiente nivel; en caso contrario se les invita a volver a cursar el mismo nivel.

Los temarios del proyecto de Solidaridad Evangélica, están diseñados para el período septiembre de un año a junio del año siguiente, pues se busca que los temas coincidan con los 3 momentos litúrgicos (Adviento-Navidad, Cuaresma-Pascua y Pentecostés). Sin embargo, se puede escoger otro período de 10 meses, en cuyo caso se tienen que vivir los tres momentos litúrgicos cuando correspondan.

Es indispensable que todos los equipos de los tres niveles, inicien y terminen el CBF, al mismo tiempo.

Para la vivencia del CBF, se forman “Equipos Básicos”, que son la razón de ser del Movimiento Familiar, integrados por 4 a 6 matrimonios, coordinados por un “Matrimonio promotor de equipo básico” con experiencia y capacitación previa, siguiendo la siguiente metodología:

1. Reunión cada 2 semanas en el día y hora previamente acordada.

2. Reunirse en sus propias casas, de forma rotativa, de tal forma que todos tengan la oportunidad de vivir el valor evangélico de la hospitalidad.

3. Las reuniones de estudio tienen una duración de 2 hrs aprox.

4. En cada reunión se revisa un tema del libro que previamente se les entrega.

5. El matrimonio promotor tiene un libro “guía” para coordinar las reuniones. Previamente, el matrimonio promotor se reúne con su equipo zonal para preparar el tema siguiente, “viviéndolo” en su equipo también, cada dos semanas.

La “Guía del matrimonio promotor,” presenta una “carta descriptiva” para cada tema, que le indica paso a paso, como dirigir la junta, el control del tiempo, material de apoyo, etc. Además contiene información adicional que puede guiar al promotor. Es indispensable seguir la carta descriptiva. El matrimonio promotor debe estudiarla previamente y el mejor momento para ello es la “reunión zonal”.

Los libros del CBF constituyen la herramienta más importante para la formación. Cada uno consta de 17 temas, forman un sistema y recogen lo fundamental de lo que nuestra fe afirma sobre el tesoro de la familia. Los temas están presentados de una manera ordenada, gradual y lógica. Están estructurados para estudiarse con la metodología del Ver- Juzgar-Actuar. Los libros están fuertemente inspirados en la Biblia y en el Magisterio de la Iglesia. Deben estudiarse uno a uno, respetando su orden.

El método para el estudio de los temas, consta de 4 pasos:

1° Lectura personal.
Cada uno de los esposos lee el tema correspondiente y al terminar responde las preguntas de la “reflexión personal” que aparecen al final del tema.

2°Diálogo conyugal.
Una vez que los dos han leído el tema, buscan un momento oportuno para compartirlo y responden la “reflexión conyugal” que igualmente viene en el libro.

3° Diálogo familiar.
Los papás comparten con la familia lo que van aprendiendo y realizan la dinámica de la “reflexión familiar”, indicada en el libro.

Estos primeros tres pasos se realizan previos a la reunión de equipo, preferentemente en el hogar.

4° Estudio en equipo.
En este cuarto momento, se dialoga con el equipo básico el día de la reunión, guiados por el matrimonio promotor. No se lee el tema, sino que se comenta, párrafo por párrafo o sección por sección lo que a cada quien le parezca mas relevante. El promotor busca la participación equilibrada de todos, procurando no apartarse mucho del tema.

Al final de cada tema, como parte del “actuar”, hay una acción sugerida, acordada en el grupo. Es el camino para ir pasando de las ideas a la práctica. De tal manera que vaya proyectándose un cambio de vida.

La acción acordada debe ser realizable, medible, positiva y al inicio de la siguiente reunión se destinará un tiempo corto para compartir libremente como nos fue durante la quincena. La importancia de la acción sugerida radica en que ésta se convierte en el gimnasio espiritual a través del cual los matrimonios hacen palpable su crecimiento humano y espiritual.